jueves, 7 de abril de 2011

Sobre los espacios de gestión

Sobre los espacios de PUBLICACIONES

Nos propusimos varias metas por conquistar este año: una de ellas fue recomponer la herramienta gremial de los estudiantes, hacerla visible y materializarla en hechos concretos.

En vistas de esta perspectiva centralizamos la administración de los espacios de gestión, para romper con la lógica de lotear los espacios entre las agrupaciones que ganan las elecciones.
No obstante, al asumir la secretaria de publicaciones y comedor del Centro de Estudiantes de manos de la gestión anterior nos encontramos con una enorme deuda ($$$$$$$$) como se verá en el próximo balance y la que nos impide adoptar muchas de las mejoras que son necesarias. Esta situación no es preocupante solo por la cantidad de dinero involucrado sino por tratarse de la herramienta gremial de todos los estudiantes de la facultad. La secretaria de publicaciones cuenta hoy en día con la producción y venta del material de la gran mayoría de las cátedras que se dictan en la facultad de Filosofia y Letras, no obstante, siguen siendo considerables la cantidad de cátedras que dejan sus materiales en los comercios linderos a precios más elevados que hacen un negocio de nuestro estudio; así, depende de todos la tarea de recuperar cátedras a publicarse por el CEFyL, qu ien debe garantizar –y garantiza- el precio más bajo posible, luchando por una educación verdaderamente pública para garantizar el acceso a los materiales a la comunidad académica en su totalidad.
 
Sobre las BECAS
Consideramos que es responsabilidad del Estado garantizar que la Universidad sea realmente pública; es decir, que todos podamos acceder a los materiales de estudio. Desde hace años que los estudiantes venimos dando una pelea conjunta para que la gestión de la Facultad cumpla con este deber. Si bien existen becas otorgadas por SEUBE, las mismas siempre cubren menos de la mitad del costo real de una materia; el resto, es financiado con recursos del Centro. Esto origina, en primer lugar, que cuando todos los estudiantes compramos un material, estamos a su vez financiando esa diferencia. En segundo lugar, que si la Gestión financiara el costo total de los apuntes por beca, todos los precios podrían ser mucho más bajos. Es así, el centro de estudiantes esta paliando una deficiencia educativa y presupuestaria que excede a nosotros mismos y que le compete al Gobierno y a los qu e administran la miseria de la UBA.
 

Sobre el COMEDOR
Otro de los desafíos que tenemos por delante es el de poner en funcionamiento un comedor donde hoy tenemos un bar. Es decir un espacio donde todxs lxs estudiantes y trabajadorxs de la Facultad podamos acceder a un menú diario de calidad por poco dinero.

Este año comienza con la buena de que en sociales se ha conseguido que la facultad se haga cargo de poner en funcionamiento un comedor universitario –el primero desde que los cerró la Dictadura- financiado por la misma Facultad.

En filo estamos aun lejos de eso pero no significa que nos debamos quedar de brazos cruzados. Este año tiene que servirnos para poder autogestionar el menú mientras damos la batalla porque la Facultad se haga cargo. Para todo eso es que estamos poniendo la cocina en condiciones para poder preparar allí y no seguir comprando afuera comida hecha que después pagás a un precio excesivo. Entendemos que el Centro de Estudiantes hoy cumple un rol fundamental, del que deberían hacerse cargo las autoridades de esta facultad a través del presupuesto estatal. La lucha porque la universidad se pinte de obrero, de pueblo, de campesino la damos día a día, garantizando la posibilidad a todos los compañeros de acceder a sus materiales de estudio.


Secretaría de Publicaciones y Comedor - CEFyL